sábado, 29 de abril de 2017

DE "2.2 BILLONES de DOLARES" el NEGOCIO MULTINACIONAL del CRIMEN...por eso cosecha de criminales no acaba.


La economía sumergida cuenta con miles de organizaciones y millones de trabajadores en todo el mundo. Pero apenas un puñado de multinacionales del crimen controla realmente el flujo mundial de bienes y servicios ilícitos

Las actividades de las organizaciones del crimen trasnacional generan entre 1.6 y 2.2 billones de dólares estadunidenses al año en todo el mundo. El monto no sólo llena los bolsillos de los perpetradores. Los recursos sirven también para financiar la violencia y la corrupción en países de los cinco continentes.
 “El delito trasnacional es un negocio… y un negocio muy bueno”, se asienta en el estudio de la Global Financial Integrity, Transnational Crime and the Developing World. De hecho, el dinero es el principal motor para la comisión de 11 actividades que significan saqueo, explotación y muerte: narcotráfico; tráfico de armas ligeras; tráfico de personas; tráfico de órganos; tráfico de bienes culturales; falsificación de productos; comercio ilegal de vida silvestre; pesca ilegal y/o no reportada; tala ilegal; minería ilegal, y robo de petróleo crudo.
 “Estos crímenes socavan las economías locales y nacionales, destruyen el medio ambiente y ponen en peligro la salud y el bienestar de la población”. Lo peor, señala el informe, es que la delincuencia trasnacional seguirá creciendo. Mientras son altos los beneficios de estas actividades, son bajos los riesgos que, de manera general, viven quienes participan en ellos.
El valor minorista del crimen internacional, por actividad delincuencial, es de entre 426 mil millones y 652 mil millones de dólares por narcotráfico; de 1 mil 700 millones a 3 mil 500 millones por venta de armas ligeras y pequeñas; de 150 mil 200 millones por tráfico de personas; de entre 840 millones y 1 mil 700 millones por tráfico de órganos; de entre 1 mil 200 millones y 1 mil 600 millones por tráfico de bienes culturales; de 923 mil millones a 1 billón 130 mil millones por falsificación y piratería; de 5 mil millones a 23 mil millones por comercio ilegal de vida silvestre; de 15 mil 500 millones a 36 mil 400 millones por pesca ilegal o no reportada; de entre 52 mil millones y 157 mil millones por tala y tráfico de madera; de 12 mil millones a 48 mil millones por minería ilegal, y de entre 5 mil 200 millones a 11 mil 900 millones de dólares por robo de petróleo crudo.
 “Esas cifras expresan la dificultad de tratar de cuantificar ese tipo de procesos”, señala el maestro en finanzas Jorge Retana Yarto, quien se ha especializado en economía internacional e inteligencia para la seguridad nacional.
Y es que para Retana, autor de El imperio de las mafias transnacionales, las cifras podrían ser mucho mayores, como señalan otros estudios. Es complicado ofrecer estimaciones porque se trata de transacciones de la economía sumergida o economía criminal. Cuantitativamente es muy complicado encontrar datos confiables. “Por ello yo he optado por los análisis cualitativos”.
Todo finalmente es un asunto de finanzas, señala el documento de la Global Financial Integrity. Por ello exhorta “a los gobiernos, expertos, al sector privado y a la sociedad civil” a reducir los espacios del sistema financiero en la sombra, es decir, el que permite lavar dinero de la delincuencia. Es momento, señala el documento publicado el pasado 28 de marzo, de promover “una mayor transparencia financiera”.
El estudio advierte que se trata de estimaciones basadas sólo en lo que se ha podido confiscar, detectar o incautar: “interdicciones en que la transparencia atraviesa la naturaleza clandestina de los mercados”. Por lo que lo estimado sólo puede representar un porcentaje del comercio real total.
 “La naturaleza ilícita de estos mercados significa que los participantes tienen interés en operaciones de mercados opacas, limitando la cantidad y la calidad de los datos.”
Ante todo, el crimen organizado es un negocio. Quienes participan en él están motivados en gran medida por ganancias financieras. Por ello, la gestión financiera de estos grupos es fundamental para su éxito.
 “Los delincuentes no sólo obtienen beneficios económicos de los ingresos ilícitos, sino que utilizan los ingresos para sostener operaciones y financiar actividades criminales adicionales.”
Además, las organizaciones criminales adoptan inmediatamente las nuevas tecnologías, están a la vanguardia en telecomunicaciones y equipos de cómputo, por ejemplo, y se adaptan con rapidez al cambio de escenarios y son capaces de ver las oportunidades que se generan para ellos con cada situación de crisis: desastres naturales, trastornos sociales y guerras civiles.
Jorge Retana Yarto señala que son miles de las organizaciones dedicadas en todo el mundo a este tipo de actividades. “Pero hay una serie de organizaciones sobre las cuales giran los distintos negocios del crimen trasnacional”.
El combate al crimen organizado se hace, para el doctor en estudios latinoamericanos y especialista en economía internacional Daniel Inclán Solís, particularmente complicado en el presente. “Ya no hay un frontera entre el crimen organizado y la institución contemporánea”, señala. “Lo que tenemos es una simbiosis que es extraordinariamente efectiva”.

El narcotráfico

El mercado mundial del narcotráfico alcanza un valor de entre 426 mil millones y 652 mil millones de dólares. Por sí solo significa un tercio de todo el valor de los negocios del crimen trasnacional. La droga ilegal que más se trasiega y mayor dinero significa es la marihuana, seguida de la cocaína, los opiáceos (extraídos de la amapola, como la morfina y la heroína) y los estimulantes de tipo anfetamínico (ATS, sigla del inglés Amphetamine-Type Stimulants).
La marihuana y los ATS se producen en todo el mundo, mientras que la cocaína sólo en América del Sur y los opiáceos principalmente en Afganistán. El informe documenta que en la producción y trasiego de drogas participan desde los cárteles de la delincuencia organizada hasta organizaciones terroristas y grupos guerrilleros.
Las organizaciones criminales del África Occidental han aumentado, señala el estudio, el control del mercado de drogas en la región. También han logrado aumentar el volumen de heroína que se trafica desde Afganistán. Lo anterior ha derivado en un aumento del consumo.

Tráfico de armas

El valor del mercado mundial de trasiego ilegal de armas pequeñas y ligeras es mucho menor que los otros crímenes de alto impacto, pero es de los que más impactan en la seguridad de las personas. Su valor asciende a entre 1 mil 500 millones de dólares y 3 mil 500 millones de dólares. Representa entre el 10 y el 20 por ciento del comercio legal de armas.
Este delito y los montos que alcanza están asociados directamente con las tensiones políticas y el nivel de conflicto en determinadas regiones. Los precios también dependen de la distancia que tengan que recorrer las armas hasta el destino donde sean utilizadas. Muchas de las armas que se vendieron legalmente fueron después utilizadas para cometer actos terroristas en Europa Occidental.
La compraventa de armas por internet ha comenzado a representar “un reto cada vez mayor para combatir”.

Tráfico de personas

Uno de los mercados criminales de mayor crecimiento es el de la trata de personas. Se trafica con personas para obtener sexo o para obligarlas a trabajar. Más de 21 millones de hombres, mujeres y niños de todo el mundo son víctimas de la trata de seres humanos.
Las ganancias que este crimen genera a nivel mundial ascienden a 150 mil 200 millones de dólares cada año, señala el documento con cifras de la Organización Internacional del Trabajo. Sólo en la región Asia-Pacífico el mercado genera anualmente 51 mil 800 millones de dólares con alrededor de 11 millones 700 mil víctimas.
Las responsables de otro tercio del valor del mercado son los países desarrollados y la Unión Europea: 46 mil 900 millones de dólares. La diferencia es que la cifra de víctimas es menor: 1 millón 500 mil personas.
El documento de la Global Financial Integrity señala que “la trata de seres humanos está desempeñando un papel cada vez más importante en las actividades y grupos terroristas e insurgentes, y la difusión de internet ha proporcionado a los traficantes medios adicionales de gran alcance para llegar tanto a las víctimas como a los victimarios”.

Comercio ilegal de órganos

El tráfico ilegal de órganos genera entre 840 millones y 1 mil 700 millones de dólares cada año. Se realizan alrededor de 12 mil trasplantes de manera ilegal anualmente. Los cinco órganos humanos que más se venden en este comercio ilegal son: riñón, hígado, corazón, pulmones y páncreas.
Los menos costos y de mayor tráfico son los riñones, pues pueden provenir de “donantes” vivos. Los que se dedican al comercio de órganos humanos “operan dentro de redes sofisticadas y especializadas para reclutar a los vendedores, los receptores y los profesionales médicos necesarios”.
En el documento se señala que en muchas ocasiones los donantes participan voluntariamente. “Mientras que hay otros escenarios en los que son presionados o forzados a la transacción”. Hay casos probados en los que traficantes de órganos obligan a los migrantes y refugiados a vender riñones para pagar el paso a Europa, por ejemplo.

Propiedad cultural

Los ingresos anuales mundiales generados por el comercio ilícito de bienes culturales se estiman entre 1 mil 200 millones y 1 mil 600 millones de dólares. Las actividades de este tipo de crimen van desde el robo de piezas de museos hasta las transferencias ilícitas de propiedad de estos bienes.
Y en medio de este espectro de posibilidades se encuentran las excavaciones ilícitas en sitios arqueológicos, el saqueo y el uso de documentación falsificada para permitir la exportación o importación de piezas.
Además la variedad de bienes sometidos a este trasiego es incontable, según las estimaciones de la Global Financial Integrity.
 “China es uno de los mercados de arte de más rápido crecimiento, legal e ilegal, impulsado en parte por la fuga de capitales”.

Productos falsificados y piratería

El comercio de mercancías falsificadas y piratas es el crimen de mayor valor a nivel global. De acuerdo con el informe, significa entre 923 mil millones y 1 billón 130 mil millones de dólares. Casi tres cuartas partes de las mercancías falsificadas y pirateadas provienen de China.
 “La mafia china, organizada en triadas, también trasiegan drogas desde Asia”, explica Retana Yarto. Pero uno de sus negocios más importantes es la falsificación de marcas de ropa: “Te pueden vender un traje como si fuera un traje Armani, falsificado a un precio de una tercera o cuarta parte. Y ellos obtienen de ahí millones y millones de euros al año”.
Explica que “para los grupos del crimen organizado, la falsificación es una vía ideal para blanquear las ganancias provenientes de la comisión de otros delitos e, incluso para financiar otros delitos.”
En los países en vías de desarrollo –como México– hasta un 30 por ciento de los medicamentos disponibles son productos farmacéuticos falsificados. Se señala en el estudio de la Global Financial Integrity. Son los medicamentos el mayor tipo de productos que se falsifican. Por sí solos valen entre 70 mil millones y 200 mil millones de dólares anuales, es decir, hasta el 25 por ciento del mercado total de la falsificación.
Otros bienes falsificados también ponen en alto riesgo la salud de las personas: los alimentos, que generalmente son tóxicos o inútiles.

Fauna ilegal

El valor de comercio ilegal de vida silvestre se estima entre 5 mil millones y 23 mil millones de dólares. Uno de los componentes más importantes de este valor de mercado son el marfil y el cuerno de rinoceronte. Pero en cuanto a número de ejemplares por especie traficada, el pangolín lleva, por mucho, el primer lugar.
En cuanto a dinero recabado por el crimen organizado, las ventas de marfil y de cuernos de rinoceronte pueden ser similares a las de la cocaína y  la heroína. Sin embargo, se destaca en el estudio, las penas legales por la caza de elefantes y rinocerontes y el trasiego de colmillos y cuernos son “considerablemente más indulgentes”.
El tráfico de vida silvestre implica a las organizaciones delincuenciales mejor organizadas. “El comercio ilegal de vida silvestre se basa en una sofisticada cadena de suministro global, dirigida por grupos de delincuencia organizada bien financiados”.
Este crimen genera estragos en las comunidades locales y las economías nacionales; pero sus efectos nocivos son globales, pues se daña al medio ambiente.

Minería ilegal

La extracción y el comercio ilegales de minerales generan ingresos por entre 12 mil millones y 48 mil millones de dólares cada año, según estimaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Interpol, recogidas en el estudio Transnational Crime and the Developing World.
Sólo la extracción ilegal de oro en nueve países latinoamericanos representa aproximadamente 7 mil millones de dólares anualmente. Por su parte, los diamantes extraídos ilegalmente tienen un valor por 2 mil 740 millones de dólares; representan el 20 por ciento del total del comercio de estas piedras preciosas.
 “La explotación de los recursos naturales es una lucrativa fuente de financiamiento para grupos de delincuencia organizada, organizaciones terroristas y grupos insurgentes.”

Robo de petróleo

El robo de crudo tiene un valor de entre 5 mil 200 millones y 11 mil 900 millones de dólares cada año. Los datos disponibles sólo se refieren a seis países: Colombia, Indonesia, México, Siria, Rusia y Nigeria. Los volúmenes serán más altos cuando se logre incluir estimaciones de otros países con problemas también de robo de combustibles.
La mayor cantidad de robo de crudo ocurre en Siria, donde el Estado Islámico controló todo 2016 los principales yacimientos del país.
Con respecto de México y Colombia, el estudio señala que la cantidad robada en estos países es “muy pequeña”; pero lo preocupante es que los violentos cárteles de la droga son los que se han metido de lleno en este crimen; además, el robo del combustible se utiliza para financiar la producción de cocaína.

Criminales, más allá de los estereotipos

La mayoría de estos crímenes de alto impacto son cometidos por grupos bien organizados, con estructuras sofisticadas y operaciones trasnacionales. “Para algunos, la mención de las organizaciones del crimen organizado recuerda a la mafia retratada en películas como El Padrino: organizaciones criminales glamorosas, estructuradas jerárquicamente y alienadas a lo largo de relaciones familiares y étnicas, con códigos de honor”.
Estos estereotipos sí existen –señala el documento– pero son sólo una pequeña parte de todas las organizaciones criminales.
La Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional define a estas organizaciones como “un grupo estructurado de tres o más personas, que existe por un periodo de tiempo y actúa de manera concertada con el fin de cometer uno o más delitos graves […] buscando directa o indirectamente un beneficio financiero u otro beneficio material”.

Otros crímenes y recomendaciones

En el estudio se advierte que en próximas ediciones se incluirán más actividades del crimen organizado trasnacional que ya generan grandes cantidades de recursos y que significan un daño social muy importante: los delitos cibernéticos, los desechos ilegales y el contrabando ilegal de mercancías legales.
 “El número de actividades criminales varía”, dice al respecto Jorge Retana Yarto. “Hay autores que hablan de más de 20 rubros distintos. Por eso cuando se habla del crimen organizado se está utilizando un concepto casi genérico, porque unos se dedican principalmente al sicariato, ésos obtienen sus recursos de ahí. Otros se dedican principalmente al trasiego de droga. Otros se dedican al trasiego de droga junto con el contrabando de órganos. Se tiene que hacer análisis muy específico de cuáles son los rubros principales a través de los cuales una organización criminal genera la mayoría de sus ingresos”.
Todos los crímenes trasnacionales, los que llevan ya larga data y los que se están incorporando en los últimos lustros, necesitan de los sistemas financieros locales y del sistema financiero internacional. “Las redes involucradas en estos mercados ilícitos son similares a las grandes corporaciones globales, y necesitan acceso a las finanzas y a la banca para ser rentables y seguir operando.
Siguiendo a Roberto Saviano, Retana Yarto explica que las organizaciones de la mafia tienen tres niveles. El primero es el de dirección: los altos capos. El segundo es la parte operativa, la del negocio, la que las hace funcionar como multinacionales de bienes y de servicios criminales. Y el tercer nivel es la organización armada o paramilitar.
 “En el segundo nivel, el de la parte operativa del negocio, actúan como cualquier empresa multinacional; generan incentivos. Y han logrado crear una gran red de empresas. Algunas empresas fantasma pero muchas también reales, totalmente legales, que es muy complicado para la autoridad pública descubrir si están vinculadas o no a una organización que genera recursos criminales. Así que generan recursos de manera importante y ya tienen negocios totalmente regularizados.”
Por ello, entre las conclusiones del estudio se encuentra promover una mayor transparencia financiera en todos los países. Si en verdad se busca combatir a la delincuencia organizada trasnacional, “los países deben exigir que las empresas que registren y hagan negocios dentro de sus fronteras declaren los nombres de los verdaderos propietarios de la entidad. Las autoridades aduaneras y de los bancos centrales deben señalar las transacciones financieras y comerciales que involucran a individuos y corporaciones en ‘jurisdicciones secretas’, a quienes deberían requerir documentación adicional para asegurarse que no estén involucradas en actividades ilegales”.
Además, los funcionarios aduanales deben examinar las facturas de importación y exportación para evitar el contrabando, verificar los valores declarados e investigar las transacciones sospechosas.
Y los gobiernos también deben “compartir más información sobre mercados y actores ilícitos que existen dentro de sus fronteras. Compartir estos datos ayudará a evitar las lagunas legales, reforzar las investigaciones sobre posibles abusos y apoyar una aplicación más estricta de las leyes del país”.
fuente.-Zosimo Camacho

ARMAS,el NEGOCIO de la MUERTE en MEXICO,"CUERNOS de CHIVO" a 1,200 DOLARES....mas "baras" que en Siria o Nigeria.


Cada año, más de medio millón de personas son asesinadas en todo el mundo con armas de fuego pequeñas o ligeras. En su mayoría, se trata de integrantes de grupos antagonistas o civiles que quedaron en medio de fuego cruzado o fueron víctimas de atentados terroristas. No hay datos concluyentes acerca de a cuánto asciende el negocio de la muerte: el del tráfico ilegal de este tipo de armamento y sus componentes. La estimación más reciente señala que se trata de un mercado con un valor de 3 mil 500 millones de dólares.

TE RECOMENDAMOS:

La Global Financial Integrity recupera esta cifra para su estudio Transnational Crime and the Developing World, pero advierte que “es probable que este valor esté subestimado”.
Cabe señalar que en este tipo de crimen, el valor económico del mercado es nimio frente al costo humano que implica: represiones, guerras y asesinatos selectivos o indiscriminados. Este negocio nutre principalmente industrias de la guerra asentadas en los países “desarrollados”: Estados Unidos, Israel, Alemania, Rusia; y a narcotraficantes, grupos paramilitares, tratantes de personas y, entre otros, traficantes de maderas preciosas, cuyos escenarios de operación son las países pobres o “en vías de desarrollo”.
Se trata de una industria que se alimenta a sí misma: por cada arma que fabrica, se construye otra que se le opone. Así, venden a uno y otro bando, a criminales, policías, paramilitares y militares. Y mientras, los gobiernos deben destinar recursos públicos para financiar la compra de armas, dinero que podría utilizarse para garantizar derechos humanos o servicios públicos.
Las variantes del Avtomat Kaláshnikova modelo 1947 (AK47) son de uso mundial. Inventado en la Unión Soviética por Mijaíl Kaláshnikov, este fusil de asalto cuenta con características únicas: de fácil operación, de fácil producción y es “relativamente indestructible”, señala el documento.
En el informe de la Global Financial Integrity, se asienta que en México los AK47 o cuernos de chivo (apodados así en este país por su característico cargador largo y curvo) se consiguen fácilmente. 
En los estados del Norte de la República cada cuerno vale entre 1 mil 200 y 1 mil 600 dólares (entre 22 mil 650 y 20 mil 730 pesos mexicanos): más barato de lo que puede conseguirse en Siria, Nigeria y Yemen, por mencionar a países que viven con una guerra generalizada, con ejércitos irregulares como el Estado Islámico y Boko Haram; pero más caro que en Irak, Somalia y Líbano, también con conflictos declarados.
En la Frontera Sur de México, cada cuerno de chivo puede conseguirse por un precio de entre 2 mil y 4 mil dólares (entre 37 mil 691 y 75 mil 386 pesos). Con este valor, y aumentando, estas armas siguen su camino rumbo a los países de América Central y América del Sur. El informe no se refiere a otro de los fusiles de asalto consentidos entre los narcotraficantes (y, en este caso, también entre fuerzas policiacas): el AR15, cuyas letras hacen referencia a la compañía estadunidense que lo inventó (ArmaLite) y el número, al modelo más exitoso (luego de 14 versiones). Popularmente y en los narcocorridos sólo se le llama R15. Es de menor calibre que el cuerno y también de menor cadencia de tiro (la mitad); pero es capaz de traspasar casi todos los niveles de blindaje.
No lo dice el documento pero, en cuanto a este problema, México padece (otra vez) ser el vecino de Estados Unidos, el país donde se consiguen legalmente y de industrias establecidas los AK47. En otras naciones se consiguen estos fusiles de asalto pero de fabricación artesanal.
Y es que en Estados Unidos un cuerno de chivo vale apenas 500 dólares. Y ciudadanos de ese país pueden comprarlo sin restricciones. Los compradores mexicanos no tienen que recurrir siquiera a la web oscura para hacer sus pedidos. Debido a la cercanía, se adquieren estas armas en numerosas transferencias a pequeña escala, es decir, en comercio hormiga. De hecho, en todo el mundo, la gran mayoría del trasiego ilegal de armas se hace por tierra, entre negociadores directos. Por ello, las transacciones más numerosas y exitosas se producen entre países vecinos o dentro de una región.
¿Cuál es el proceso por el que las armas legales pequeñas y ligeras de Estados Unidos terminan en manos de grupos criminales de México y los demás países de América Latina?
Según el documento, empiezan en el mercado “blanco”, luego pasan al mercado “gris” y terminan el mercado “negro”. Es decir, primero se adquieren de manera legal, en tiendas establecidas y por compradores identificados. Luego pueden ser revenidas a otros usuarios no identificados (mediante prestanombres) o a usuarios identificados pero con certificado de usuario final falso. En la tercera fase, los poseedores del arma, con nombres falsos o certificados falsos, las revenden sin ningún requisito y por fuera de todo registro a otros actores no identificados. Ya en el mercado negro pueden pasar por muchas manos antes de ser destruidas o confiscadas.
Además, están las armas que los delincuentes obtienen de los enfrentamientos con militares o policías, las robadas y las que se compraron por medio de sobornos a funcionarios corruptos. Aparte están también aquellas que se introducen de manera deliberada en programas supuestamente fallidos como Rápido y Furioso.
No se debe perder de vista que, a nivel mundial, “los traficantes de armas suelen utilizar las mismas rutas de contrabando por las que trasiegan otros bienes ilegales”. Es decir, resulta lógico que las rutas que llevan droga a Estados Unidos (cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas) sean las mismas por las que se introducen las armas a territorio mexicano.
De acuerdo con el documento de la Global Financial Integrity, también queda claro que el pago por las armas no siempre es en dinero en efectivo. En muchas ocasiones se intercambian por bienes ilegales producidos por los compradores: en el caso mexicano, drogas.
Las armas pequeñas y ligeras no tienen la letalidad del armamento pesado. Pero resultan las responsables de la mayoría de asesinatos en el mundo. Los estragos que causan son mucho mayores que las pesadas, debido a “su gran volumen de tráfico, su carácter duradero y su disponibilidad universal”.
Son consideradas armas pequeñas aquellas de uso individual: revólveres y pistolas; rifles y carabinas; escopetas; armas semiauomáticas, y ametralladoras ligeras. Las armas ligeras son aquellas que requieren de un pequeño equipo para ser operadas. Se trata de ametralladoras pesadas; sistemas de mortero de 120 milímetros y menores; lanzadores de granadas, manual, de barril y automático; granadas de mano; lanzacohetes portátil; minas terrestres, y artefactos explosivos improvisados. Una revisión a la prensa de todos los días nos señala que todas estas armas se usan en México en la guerra (“no fallida sino fingida”, como dice el periodista José Reveles) contra el narcotráfico.
Muchos actores armados en México. Y de manera incipiente, el pueblo organizado.
Fuente.-Zósimo Camacho

"MEDIOCRE ESTRATEGIA",765 EJECUTADOS en 4 MESES en GUERERRO...de vergüenza.


La ola de violencia que azota a Guerrero en lo que va del 2017 ha cobrado la vida de 765 personas, lo que significa un promedio de más de seis ejecutados por días, según información oficial.


De acuerdo con Reforma, dicha información data desde el primero de enero hasta el pasado 19 de abril y fueron recopilados por el Grupo de Coordinación Guerrero.
La violencia se ha concentrado en Acapulco, Chilpancingo, el área de Chilapa y en los últimos días se recrudeció en los municipios de Tierra Caliente, los cuales colindan con el Estado de México y Michoacán.
La presencia de la inseguridad en el estado guerrerense es tal que los centros de salud y escuelas de educación básica de los municipios de Pungarabato, Arcelia, San Miguel Totolapan, Tlachapa, Tlapehuala y Ajuchitlán del Progreso suspendieron sus actividades.
Incluso, funcionarios públicos han sido víctimas de la violencia, como el secretario general del PRD en el estado, Demetrio Saldívar, asesinado el pasado 19 de abril.
Presidentes municipales han dejado los ayuntamientos que presiden ante las amenazas constantes, como el Alcalde de Teloloapan, el perredista Robell Urióstegui Patiño, quien huyó con su familia en un helicóptero que le prestó el Gobierno estatal luego de recibir amenazas al parecer de La Familia Michoacana.
Fuente.-LaSillaRota.

JALISCO,el "NARCOIMPERIO EXITOSO del MENCHO" del CJNG...construido a sangre,fuego y billete.


Convertido en el capo más exitoso de los últimos cinco años, sanguinario y protegido por policías, militares y hasta por altos funcionarios del gobierno de Jalisco, Nemesio Oceguera Cervantes, El Mencho, tiene una larga historia criminal que comenzó a construirse en Michoacán con sangre y fuego.

TE RECOMENDAMOS:

Luego se afincó en Jalisco, donde encontró su verdadero asidero tras el arribo de Aristóteles Sandoval a la gubernatura de ese estado. En pocos años, El Cártel de Jalisco Nueva Generación creó todo un feudo: dispone del control policiaco, matan, secuestran, desaparecen a rivales y amplían su mercado de distribución de drogas de todo tipo con el respaldo oficial.

De esa manera, el Cártel que encabeza Nemesio Oceguera ya controla diez estados del país –Jalisco, Michoacán, Colima, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Veracruz, Puebla y San Luis Potosí –y van por más: ahora pretenden incursionar en los territorios que durante poco más de dos sexenios dominó Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, actualmente en disputa.

TE RECOMENDAMOS:

En Jalisco El cártel de Oceguera sentó sus reales después de que Aristóteles Sandoval asumió el poder. Ese grupo criminal dispone de todo el respaldo oficial y a esa razón obedece que hasta ahora nadie lo haya podido detener. En Guadalajara y Zapopan tienen uno de sus principales corredores de distribución de cocaína. Han abierto “tienditas” por todas partes y tanto la policía municipal como estatal se encargan de conseguir los sitios adecuados para abrir un nuevo expendio de drogas. Tan protegido está el grupo criminal que hasta no hace mucho tiempo un yerno de Oceguera se le veía muy cerca de una importante secretaría del gobierno del estado. Incluso se dijo que era empleado. Luego desapareció y no se supo más de él.

Nemesio Oceguera carga con una historia difícil desde su niñez. Como muchos jóvenes que han nacido en Tamaulipas, Michoacán o Sinaloa –territorios sin ley donde todo huele a crimen –Nemesio Oceguera fue un joven que a su corta edad se le truncó el futuro. Nacido en la miseria, el impulso de salir adelante lo llevó a enredarse en la delincuencia organizada, la única empresa que brindaba posibilidades de obtener dinero en un estado como Michoacán que por décadas ha estado dominado por la mafia tanto política como criminal.

Oceguera Cervantes –ampliamente conocido en el mundo del hampa como El Mencho –perdió el miedo y pronto comenzó a matar a personas que le estorbaban, convirtiéndose primero en un temible sicario. Luego fue ascendiendo en el escalafón del narcotráfico hasta que emigró a Jalisco y comenzó su fulgurante crecimiento: actualmente es el jefe del Cártel de Jalisco Nueva Generación, la organización criminal que en un lustro llegó a posicionarse en diez estados de la República y tiene presencia en varios países del continente latinoamericano.

De cuna humilde, Oceguera Cervantes nació en Michoacán. El 17 de julio de 1966, el capo vio por primera vez la luz en una ranchería de la llamada Tierra Caliente michoacana, una zona donde la ley no existe. Solo impera una: la del gatillo. En ese territorio todo se arregla con balas. El Ministerio Público y las procuradurías son meras figuras decorativas en un estado donde la ley de la mafia es la que manda y todo el mundo lo sabe.

Nemesio Oceguera no terminó la educación primaria. Gran parte de su niñez y adolescencia transcurrieron en el cultivo de aguacate. El campo y las largas jornadas de trabajo le impidieron el desarrollo de una niñez más amable. Pero poco antes de alcanzar la mayoría de edad emigró a California en busca de un mejor porvenir.

En territorio estadunidense se vinculó a la delincuencia común, pero más tarde terminó enganchado en una red de distribuidores de heroína, por lo que fue detenido y sometido a juicio, aunque no por mucho tiempo.

Tenía 25 años de edad cuando fue arrestado en Sacramento, California, junto con su primo Abraham, quienes fueron sentenciados a cinco y diez años de prisión, respectivamente, por tráfico de heroína. Hacia el año de 1992 y tras sellarse un acuerdo con la Fiscalía ante la cual se declararon culpables, la condena se redujo cuando Oceguera Cervantes compurgó tres años. Fue entonces cuando El Mencho fue liberado bajo las reservas de ley y enseguida deportado a México.

Su larga historia de tránsfuga refiere que, en los años ochenta, por ejemplo, Nemesio Oceguera fue “mojado” y con frecuencia cruzaba la frontera hacia Estados Unidos en forma ilegal, pues carecía de documentos para hacerlo por la vía legítima. Y para lograr sus objetivos utilizaba varios nombres, los cuales se cambiaba cada vez que las autoridades migratorias lo detectaban.

Nemesio Oceguera Cervantes en realidad se llama Rubén. Adoptó el nombre de Nemesio en honor de su padrino. Pero también se hacía llamar José López Prieto, Miguel Valadez, Carlos Hernández Mendoza, Roberto Salgado, entre otras muchas combinaciones de nombres y apellidos con los que, en varias ocasiones, logró evadir la acción de la justicia dentro y fuera de México.

Bajo el sobrenombre de El Mencho, su carrera fue tan fulgurante que después de militar en el cártel del Milenio, el de Los Valencia de Michoacán, emigró a Jalisco para fundar la organización llamada Los Mata Zetas, quienes penetraron fuerte en el estado de Veracruz para desplazar a Los Zetas, grupo criminal que se afincó en ese entidad en 2004, tras concluir el sexenio de Miguel Alemán, y mantuvo una fuerte hegemonía hasta el año 2016, tras concluir el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, un periodo gubernamental caracterizado por la violencia, la corrupción y el desgobierno.

En Michoacán se alió con Abigael González Valencia, conocido como El Cuinis –jefe de la banda del mismo nombre y quien se dedicaba al tráfico de metanfetaminas hasta su arresto –y con José Revueltas, alias El Cachetes, cabeza del grupo delictivo llamado Los Viagras que durante varios años sembraron el terror en Michoacán, Jalisco, Guerrero, Morelos y Estado de México.

Al lado de estos personajes, Nemesio Oceguera incursionó en el tráfico de las metanfetaminas –negocio que lo entronizó tiempo después al convertirse en uno de los principales distribuidores en América Latina –y se posicionó como uno de los más importantes, después de los hermanos Amezcua Contreras, quienes hicieron de este negocio un gran emporio en Colima, pues fueron los primeros que en México abrieron el mercado de las llamadas drogas de diseño.

Oceguera Cervantes tuvo muy claro que dentro de este clan del narcotráfico tendría futuro y algunos años después de incursionar en el negocio de las drogas contrajo nupcias con una de las hermanas de Los Valencia –entonces amos y señores del narcotráfico en Michoacán –y así fortaleció su relación con la banda de Los Cuinis, el grupo que, entre otras actividades, tenía las de las operaciones financieras de la organización criminal que más tarde se convertiría en el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Ya como cabeza de este cártel, creó el grupo paramilitar llamado Los Mata Zetas, quienes fueron vistos como un grupo auspiciado por el Estado para limpiar las plazas dinamitadas por la violencia. En realidad, Los Mata Zetas no eran otra cosa más que sicarios al servicio del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) que, en sus inicios, eran una extensión o ramaje del cártel de Sinaloa. Luego se independizaron y se consolidaron en Jalisco tras el asesinato, en 2010, de Ignacio Nacho Coronel, cuñado de Guzmán Loera, quien fue abatido por miembros del Ejército.

La plaza que por años dominó Coronel –quien vivió cobijado por las autoridades de Jalisco –quedó a la deriva y fue entonces cuando Joaquín Guzmán Loera, entonces líder hegemónico del cártel de Sinaloa, lo nombró jefe del cártel de Jalisco. Ya como cabeza, sentó sus reales, se alió con cuanta autoridad le garantizara impunidad; corrompió a altos mandos de la Policía Federal y estatal para que le sirvieran de cerco protector. A la par, creó todo un imperio en Jalisco al tejer una amplia red de distribución de drogas de todo tipo, desde mariguana hasta las llamadas sintéticas; formó un grupo de vigilantes llamados Halcones y un fuerte grupo armado de sicarios para su protección personal que de igual forma era utilizado para asesinar a rivales que pretendieran invadir su territorio.

Su expansión no pasó desapercibida dentro ni fuera de México. La Agencia Antidrogas de Estados Unidos, la DEA, clasificó a Los Cuinis –antecesores del CJNG –como una de las organizaciones más ricas y poderosas del mundo, pues se acreditó que tenían conexiones muy amplias en Europa y Asia, mercados que invadieron con la introducción de drogas de diseño.

Un expediente abierto en una Corte de Washington D.C., integrada en contra de Nemesio Oceguera y El Cachetes contiene otros datos relevantes: que su crecimiento en el mundo de las drogas ha sido tan fuerte que incluso ambos tienen contactos en Australia.

Un perfil psicológico de Nemesio Oceguera establece como es su conducta: Suele protagonizar actos de violencia extrema, no tiene límites si de matar se trata y este personaje –El Mencho – es un hombre despiadado que no tolera la desobediencia y le gusta que le pidan perdón cuando va a matar a alguien.

A este hombre se le atribuyen eventos de violencia atroces, entre otros, el tiradero de cuerpos humanos en Boca del Río, Veracruz, el 20 de septiembre de 2011, cuando sicarios del Cártel de Jalisco secuestraron a 35 personas, supuestamente relacionadas con Los Zetas, a quienes asesinaron y luego, a plena luz del día, los arrojaron en una glorieta, cerca de lo que se conoce como Plaza de las Américas, en Boca del Río, Veracruz.

De acuerdo con testigos de estos hechos, la noche anterior sicarios del Cártel de Jalisco llevaron a cabo los “levantones” de estas personas, luego los encerraron en una casa de seguridad donde les dieron muerte uno por uno. Mediante disparos en la cabeza, puñaladas, asesinaron a las 35 personas y luego las decapitaron.  

Como si se tratara de bultos de papas, fueron subidos a una camioneta de carga. Sobre los cuerpos aventaron una lona para cubrirlos y el vehículo se enfiló hacia la glorieta donde, a la distancia, se observa una réplica de los voladores de Papantla. Ahí se detuvo la camioneta. Enseguida varios hombres comenzaron a aventar los cuerpos hacia el paso a desnivel, donde pasan los vehículos a alta velocidad, para exhibir el poder y la saña de la que son capaces. Así le declararon la guerra a Los Zetas, quienes poco a poco fueron desplazados de los principales territorios que dominaban en Veracruz.

Después de esta arremetida en Veracruz, el cártel de Jalisco Nueva Generación le declaró la guerra a los Caballeros Templarios, entonces encabezados por Servando Gómez, La Tuta, en Michoacán, un territorio ampliamente conocido por Nemesio Oceguera. La estrategia consistió en apoyar a un grupo de autodefensas ligado con Los Viagras que el gobierno de Enrique Peña Nieto legitimó.

El poder y la artillería de El Mencho y del Cártel de Jalisco también se demostró en mayo de 2015, cuando se desató la guerra en Jalisco. Efectivos del Ejército y sicarios de Oceguera Cervantes se enfrentaron, bloquearon calles y se desató una larga balacera en toda la ciudad que culminó con el desplome de un helicóptero del Ejército, el cual fue bajado con ráfagas de armas de alto poder. Fueron incendiados varios vehículos, patrullas, asesinaron a personas inocentes y nadie pudo detener a Nemesio Oceguera, lo que evidenció el nivel de protección que dispone en Jalisco.

Su incursión en Michoacán fue silenciosa pero efectiva, de acuerdo con los reportes de inteligencia consultados. Cuando el conflicto estaba en su máximo apogeo con el levantamiento de las llamadas autodefensas, fue Nemesio Oceguera quien comenzó a distribuir armas, dinero y alimento a los miembros de las autodefensas: la finalidad era clara: que se limpiara el territorio de todo lo que tuviera que ver con Los Caballeros Templarios, sus rivales, para luego posicionar al cártel de Jalisco en todo el territorio michoacano.

El propio vocero de las autodefensas, Hipólito Mora –cuya actuación se mantuvo en entredicho –alertó que uno de los mandos comunitarios bajo sospecha por recibir apoyos de Nemesio Ocueguera es un personaje llamado El Americano, quien apoyó la restitución de un edil en Buenavista, Michoacán, ligado con el narcotráfico.

Lo dijo con estas palabras: “El Mencho ha hecho una campaña hormiga dejando que los demás se ensucien las manos. Entrega armas a las autodefensas para que sean ellos quienes pongan los muertos en los enfrentamientos y cuando no haya grupos en la zona, él se apodere de Michoacán.

“Acá es muy conocido que hay grupos muy oscuros pagando a las oficialmente autodefensas pero que siguen operando. No digo que todas, hay unas muy comprometidas, pero están haciendo el trabajo sucio para otro cártel. Así es este negocio: ningún espacio queda sin ocupar”.

Y es que el poder de El Mencho se ha robustecido a la vista de las autoridades estatales y federales. De acuerdo con un informe de la PGR que da cuenta del crecimiento del cártel de Jalisco Nueva Generación, la zona de mayor influencia que tiene Oceguera en Jalisco es Zapopan, uno de sus refugios y desde donde dicta órdenes de a sus subalternos.

Este informe lo cataloga también como un hombre extremadamente violento, ambicioso y que tiene la cualidad de ser discreto, pese al poder económico que ha amasado como consecuencia del negocio de las drogas, cuyo mercado se ha extendido porque tiene una amplia oferta: lo mismo distribuye mariguana, cocaína y sustancias químicas llamadas metanfetaminas, sustancias de moda entre la juventud consumidora.

El Cártel de Jalisco Nueva Generación alcanzó notoriedad hace poco más de cuatro años cuando en la página electrónica Youtube se comenzaron a exhibir asesinatos, descuartizamiento de personas y decapitaciones de Zetas, cuyas cabezas rodaban por el pido tras ser arrancadas. También asesinaban a taxistas vinculados con este grupo criminal, quienes operaban como halcones, encargados de pasar información sobre operativos policiacos,militares y patrullajes de diversas corporaciones incluido los marinos.

Además de ser un capo sanguinario y violento, Nemesio Oceguera también es muy escurridizo. Miembros del Ejército mexicano estuvieron a punto de aprehenderlo en 2013 durante un operativo efectuado en Jalisco. Pero logró escapar. Por minutos no lo aprehendieron en una zona residencial. Luego se supo que un mando medio del Ejército dio el pitazo y El Mencho logró escapar de lo que parecía su inminente captura. Sin embargo, su hijo Rubén, El Menchito, no corrió con la misma suerte y fue arrestado en Zapopan. El Presidente Enrique Peña, en cuyo gobierno la lucha contra el crimen organizado ha resultado un fiasco, festinó la captura y dijo que se trataba del segundo hombre más importante de esa organización criminal.

El informe de la PGR citado también refiere como opera Ocueguera su organización: “El Mencho maneja a la Nueva Generación como un patriarcado. Tiene a toda su familia en esa empresa criminal porque eso hace más difícil la labor de las autoridades. Hay menos riesgos de que aparezca un soplón. En el cártel familiar tiene hijos, sobrinos, primos, yernos…y todos cumplen una función determinada como piezas de la organización.

“Nemesio Oceguera se hizo más poderoso cuando firmó una alianza con el cártel de Sinaloa, que también son enemigos de Los Zetas”. Los informes señalan que trabó amistad con Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quien fue un elemento clave para su ascenso en el narcotráfico, aunque después se distanciaron y el Cártel de Jalisco se independizó.

Los propios informes de inteligencia abren nuevas pistas para conocer cómo opera el Cártel de Jalisco por dentro y a qué se debe su expansión y poderío.

Dichos informes sostienen, por ejemplo, que Nemesio Oceguera es una figura visible, pues los verdaderos jefes de la organización son los hermanos Valencia, michoacanos todos ellos, con quienes Oceguera se inició en el tráfico de drogas. Sin embargo, hasta la fecha ninguna autoridad ha confirmado tal hecho con datos fehacientes.

Lo que sí llama la atención es el manejo poco enfático de las autoridades federales cuando han detenido a miembros del cártel de Jalisco. Es el caso, por ejemplo, de Abigail González Valencia, El Cuinis, quien fue capturado el 28 de febrero de 2015 por efectivos de La Marina.

El comunicado con el que se dio a conocer la captura fue escueto, no acorde a la importancia del personaje, uno de los capos que comenzó a encumbrar al cártel de Jalisco Nueva Generación y que mantenía amplios apoyos extranjeros. El día que lo aprehendieron, en Puerto Vallarta, González Valencia iba a compañado de varios colombianos y venezolanos, lo que dio cuenta entonces de las conexiones que tenía en Sudamérica para operar el negocio de las drogas.

Durante su etapa de esplendor, este personaje fue el que puso los cimientos de lo que hoy es el Cártel de Jalisco Nueva Generación, organización criminal a la que pretendía convertir como una de las más boyantes del continente, por encima del cártel del Pacífico. El fue el artífice de la división de Los Caballeros Templarios y el debilitamiento de Los Zetas , ambos grupos rivales suyos.

El Cuini, como le apodaban, se manejaba como los viejos barones de la droga: con discreción absoluta. La necesidad de mantener su rostro oculto lo llevo a ofrecer 50 millones de pesos a quienes lo detuvieron tan sólo para que no lo presentaran ante los medios de comunicación y menos ante la televisión. Las razones para que no fuera presentado se desconocen hasta la fecha, pero todos los controles fallaron. La noticia de su captura se dio a conocer antes de que oficialmente la PGR informara de ello.

Su captura ocurrió en forma aparentemente simple. González Valencia, socio y mentor de El Mencho, estaba comiendo en un restaurante de Puerto Vallarta, Jalisco, cuando un comando de uniformados lo detuvo.

Según el informe de la Comisión Nacional de Seguridad, el capo no ofreció dinero para que lo dejaran libre. Pero sí hizo una oferta cuantiosa de 50 millones de pesos para que no le tomaran fotos ni videos. Tenía pavor salir en los noticieros de televisión y que su nombre se difundiera en todo el mundo y en las redes sociales.

En el momento de su captura, El Cuini era uno de los mandos poderosos del Cártel de Jalisco Nueva Generación, al que convirtió en una organización tan poderosa como violenta.

Y aquí el misterio: Aunque Nemesio Oceguera Cervantes es considerado por algunas instancias como el líder de esa organización, la Secretaría de Marina y la Comisión Nacional de Seguridad coinciden en que se trata sólo de una figura visible que esconde a los verdaderos dueños del negocio: los hermanos González Valencia.

Según informes oficiales, son herederos del cártel de Los Valencia, que se empoderó en el país durante el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León gracias a su capacidad de producir metanfetaminas y colocarlas en el mercado estadunidense.

Su manejo, aseguran quienes lo conocen, era discreto y se movía con sigilo. Durante su etapa de apogeo en el cártel de Jalisco, procuraba no dejarse ver y la mayor parte del tiempo se la pasaba en sus oficinas corporativas, entre Michoacán, Jalisco y ciudades como Zapopan y Puerto Vallarta.

A este personaje se le atribuye el crecimiento exponencial del cártel de Jalisco. A la fecha ha logrado mantenerse firme en territorios como Jalisco, Nayarit y Colima. El dinero que este grupo ha ganado como consecuencia del tráfico de drogas les ha permitido mantener tres guerras abiertas: contra Los Zetas en Veracruz, Los Caballeros Templarios y dando la pelea a sangre y fuego en Guerrero, pues quieren controlar el corredor Guerrero-Estado de México, donde ya incursionaron capturando autoridades mediante lo que mejor saben hacer: corromper. 

Fuente.-Ricardo Ravelo/

EL "REY de los DRAGONES" ESCUPIO FUEGO en TEXAS y le "PUSO el DEDO" hasta "PEÑA NIETO"...no se aguanto el "macizo".

Fuente.-Vanguardia.mx

En noviembre pasado, tras la detención en Estados Unidos del empresario Luis Carlos Castillo, acusado de lavado de dinero y fraude bancario en ese país, además de haber pagado “sobornos” millonarios a varios gobernadores mexicanos a cambio de contratos de pavimentación carretera “inflados” y a “sobreprecios”, le dijimos en este espacio que tras la caída de este millonario constructor, muchos políticos en México iban a salir “quemados” si el llamado Dragón, como apodan a Castillo, comenzaba a escupir fuego y a hablar a las autoridades estadounidenses sobre las redes de corrupción millonaria que tejió en México con varios gobernadores del PRI y del PAN.

TE RECOMENDAMOS:

Y, tras convertirse en “testigo protegido” para el Departamento de Justicia de EU, para evitar una sentencia de 20 años de cárcel, el Dragón escupió. Y entre los nombres que acusó este empresario carretero —en sus primeras declaraciones oficiales, desclasificadas y obtenidas por los periodistas Francisco Pazos y María Idalia Gómez, y publicadas en el semanario Eje Central de Raymundo Riva Palacio— están los de los priístas Humberto Moreira, ex gobernador de Coahuila y actual candidato a diputado local por el Partido Joven, junto a su sucesor interino Jorge Torres López; Eugenio Hernández, ex gobernador de Tamaulipas, junto con el hoy preso en Italia, Tomás Yarrington; y Armando Reynoso Femat, ex gobernador panista de Aguascalientes. A todos ellos dice haberles pagado, a cambio de contratos carreteros “inflados”, sobornos millonarios que él mismo les ayudaba a “lavar” en bancos estadounidenses a través de empresas fantasma.
También aparece mencionado en esas indagatorias, por el empresario coahuilense Guillermo Flores Cordero, lavador de dinero para Eugenio Hernández, el hoy presidente Enrique Peña Nieto, como “amigo” del Dragón, cuando fue gobernador del Edomex.

NOTA RELACIONADA:

“El empresario Guillermo Flores Cordero aseguró en su testimonio que la influencia de Castillo Cervantes se fortalecía por la amistad que tenía con los ex gobernadores Humberto Moreira y Eugenio Hernández, e incluso con el presidente Enrique Peña Nieto, cuando éste fue gobernador del Estado de México”, señala la investigación de Pazos y María Idalia para Eje Central.
En las SERPIENTES Y ESCALERAS del 11 de noviembre pasado le comentamos de una reunión en McAllen, Texas, en la residencia de El Dragón en esa ciudad, realizada a finales de agosto de 2010 y a la que asistieron varios gobernadores priístas de aquella época. Entre los mandatarios que acudieron a aquel encuentro con el empresario Castillo Cervantes, hoy “testigo protegido”, estaban varios de sus amigos que hoy está denunciando en la Corte Federal de Corpus Christi: Humberto Moreira, Eugenio Hernández, Armando Reynoso Femat, y Enrique Peña Nieto, entre otros. Y en aquel encuentro, le dijimos, se selló el llamado “Pacto de McAllen”, según el cual los mandatarios asistentes se comprometían, junto con el empresario anfitrión, a apoyar la candidatura del mexiquense Peña Nieto. 
Moreira, ¿la primera víctima? Justo cuando se conocía el contenido de las primeras declaraciones de El Dragón Castillo como testigo protegido en EU, el PRI nacional, a través de su Comisión de Justicia Partidaria, decidió de manera sorpresiva la expulsión de sus filas del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdéz, quien fuera también ex dirigente nacional de ese partido entre 2010 y 2012. El motivo oficial de quitarle su militancia a Moreira fue que había sido postulado como candidato del Partido Joven a diputado local en su estado, con lo cual violó los estatutos priístas. Pero la premura por apurar la expulsión de su ex líder nacional más bien parecía responder al escándalo que se viene sobre Humberto Moreira y hasta una posible orden de aprehensión por los señalamientos que le hace Castillo Cervantes, quien afirma haberle pagado 40 mdp, entre diciembre de 2007 y enero de 2008, como sobornos a cambio de contratos con sobreprecios que recibió el empresario para pavimentar carreteras de Coahuila.
Moreira es uno de los principales mencionados en las declaraciones de Castillo Cervantes, quien dice haber conocido al ex gobernador en 2008 y haber comenzado con él las relaciones de intercambio de contratos inflados a cambio de sobornos, que después se repetirían en otras entidades como Tamaulipas y Aguascalientes. El Dragón asegura que él llevó personalmente en aquellas fechas 80 millones a Coahuila en su avión y se los entregó al entonces secretario de Hacienda de Moreira, Jorge Torres López, quien después sería su sucesor, y a Héctor Javier Villareal, que después sería el titular de Finanzas de Torres López. De esos 80 millones, 40 millones le fueron llevados “en sacos de tela” a Moreira en su residencia de Saltillo, por Torres López y Villarreal, según relató este último en un testimonio en Estados Unidos. Los otros 40 millones, fueron repartidos a funcionarios de Moreira que los invirtieron en Las Bahamas para lavarlos.
El mismo modus operandi continuaría entre el empresario Castillo y el gobernador Torres López cuando éste sustituyó a Humberto Moreira al ser nombrado dirigente nacional del PRI, apoyado por el entonces gobernador y precandidato presidencial, Enrique Peña Nieto, el 4 de marzo de 2011. Todo el dinero que Castillo les pagaba a los dos gobernadores de Coahuila era movido a través de complejas redes financieras en cuentas de bancos de México que luego eran movidos, a través de empresas fantasma y prestanombres, a bancos como el International Bank y posteriormente a JP Morgan Chase Bank en Estados Unidos.
Eugenio, ¿siguiente en ser detenido? Ayer se dio a conocer la intención del ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, de solicitar un amparo federal ante una posible orden de aprehensión. Y es que Hernández sabe que podría ser solicitada su detención en cualquier momento en México por la orden que ya le giraron en la Corte Federal de Texas, en donde su nombre también aparece mencionado en las declaraciones de Luis Carlos Castillo Cervantes, además de otras acusaciones que se le formulan por delitos relacionados al lavado de dinero en bancos estadounidenses.
Y es que según las 79 páginas desclasificadas de las declaraciones del Dragón que obtuvo Eje Central, el mismo esquema implementado por el empresario con Moreira en Coahuila, también lo utilizó Eugenio Hernández en Tamaulipas. Castillo dice haber obtenido del gobernador tamaulipeco también varios contratos carreteros inflados y haberle pagado igual sobornos millonarios que después Hernández lavaba a través de empresas fantasma constituidas en Estados Unidos y de prestanombres a los que se transferían no sólo los recursos obtenidos, sino también dinero que, afirma el empresario, era sacado del erario de Tamaulipas. Castillo operaba en favor de Eugenio para abrir cuentas en el International Bank a nombre, entre otros, de Óscar Gómez Guerra, cuñado del ex mandatario tamaulipeco. Ahí se lavaban tanto los sobornos como otros 30 millones de pesos que Hernández obtenía mediante “esquemas fraudulentos”, según el testimonio del Dragón.
Es en el caso de Tamaulipas donde también aparece el empresario coahuilense Guillermo Flores Cordero, quien entre 2009 y 2013 ayudó a lavar recursos públicos del gobierno de Tamaulipas a través de cuentas a nombre de él y su esposa en el International Bank y en el Welss Fargo Bank. Cordero fue arrestado en 2013 acusado de lavado de dinero y ha sido uno de los declarantes que han acusado directamente al ex gobernador Hernández de las operaciones financieras ilícitas para “limpiar” el dinero que recibía de Castillo y también el desvío de recursos públicos. Es Flores Cordero quien menciona la relación de amistad que El Dragón tenía con varios gobernadores, y la influencia que eso le daba para hacer sus negocios ilícitos y ayudarlos en el lavado de sobornos. Y entre los amigos de Luis Carlos Castillo Cervantes, Flores menciona por su nombre a Enrique Peña Nieto, en la época en que fue gobernador del Estado de México.
La pregunta hoy es cuánto tiempo va a pasar para que toda esa red de corrupción puesta al descubierto por Castillo Cervantes en Estados Unidos, en declaraciones oficiales como “testigo protegido” de aquel país, comience a traducirse en órdenes de aprehensión y solicitudes de extradición contra los gobernadores priístas que aparecen directamente involucrados. ¿A cuántos más tendrá que expulsar el PRI si este escándalo sigue creciendo, mientras el PAN ya se deslindó estos días de Reynoso Femat, a quien ellos postularon como gobernador, bajo el argumento de que “trabajó para el PRI”? ¿Qué tan alto alcanzarán las repercusiones del testimonio de Castillo y el modelo de corrupción que le permitió enriquecerse a él pero también a varios gobernadores a los que invitó a su casa de McAllen, hoy por cierto ya decomisada, en agosto de 2010? ¿Aportó recursos financieros Castillo a la campaña presidencial de Peña Nieto a la que él mismo se comprometió apoyar en aquel pacto firmado en su mansión de 5 millones de dólares?
Tal como se lo dijimos desde noviembre de 2016: “Si el Dragón sopla en Texas, sus llamaradas van a alcanzar a varios políticos importantes en México”. Y ese Dragón ya escupió fuego, ¿cuántos ex gobernadores priístas más van a salir quemados? 
Fuente.-Salvador Garcia Soto